El arco de hielo persiste a pesar del cálido Ártico

Arco de Hielo en el Estrecho de Nares.
Crédito Imágen: Observatorio de la Tierra de la NASA / Lauren Dauphin, Joshua Stevens, utilizando datos MODIS de NASA EOSDIS / LANCE y GIBS / Worldview.

Una estructura en el estrecho de Nares conocida como «arco de hielo» todavía estaba intacta a fines de Mayo de 2020 cuando el espectroradiómetro de imágenes de resolución moderada (MODIS) en el satélite Terra de la NASA adquirió esta imagen de color natural. Pero échale un vistazo mientras puedas. Este guardián natural, que evita que el hielo marino salga del Océano Ártico y se dirija hacia el sur hacia la Bahía de Baffin, generalmente se separa cada año en Junio o Julio.

El Océano Ártico se considera un océano semicerrado, ya que está rodeado casi por completo por tierra. Las costas del norte de estas masas de tierra (Eurasia, América del Norte, Groenlandia) y algunas islas dispersas mantienen la mayor parte del hielo marino suspendido, lo que lo hace menos móvil que el hielo marino que se forma alrededor de la Antártida.

Sin embargo, hay algunos pasadizos que permiten que el hielo escape en primavera y verano. El pasaje principal es a través del estrecho de Fram entre el noreste de Groenlandia y Svalbard. Otro es a través del estrecho de Nares, entre el noroeste de Groenlandia y la isla de Ellesmere.El Estrecho de Nares es relativamente estrecho, pero una corriente que fluye hacia el sur asegura que se pierda un montón de hielo marino del Ártico cada año.

La cantidad de hielo que se pierde a través del estrecho de Nares depende en parte de cuán pronto se rompa el arco de hielo cada año. En 2019, el arco de hielo se derrumbó temprano , se desmoronó a mediados de Abril y permitió que el hielo fluyera libremente en Mayo. Las rupturas tempranas también ocurrieron en 2017 , 2010 y 2008. En 2007, el arco no se formó en absoluto.

El arco de hielo en 2020 ha demostrado ser más estable. Las imágenes de satélite muestran el arco intacto el 22 de Mayo (arriba) y se mantuvo así hasta la publicación de esta historia.

Círculo Polar Ártico en la zona de Groenlandia.
Crédito Imágen: Observatorio de la Tierra de la NASA / Lauren Dauphin, Joshua Stevens, utilizando datos MODIS de
NASA EOSDIS / LANCE y GIBS / Worldview.

Según Walt Meier, Investigador de hielo marino en el Centro Nacional de Datos de Nieve y Hielo, el momento de la ruptura depende de factores como el espesor del hielo, la temperatura del aire y la dirección del viento. El hielo grueso es más estable y tiende a romperse más tarde que el hielo delgado. En el estrecho, se puede acumular hielo espeso durante los inviernos con temperaturas de aire frío. También se puede acumular a partir de hielo espeso y de varios años que se desplaza desde el norte y se «atora» en el estrecho.

Para la primavera, las temperaturas más cálidas comienzan a derretir el hielo, lo que hace que se adelgace y debilite. Las temperaturas en la primavera de 2020 han sido más cálidas de lo normal en el estrecho de Nares, aunque no tan extremas como en otras partes del Ártico, incluida Siberia .

Pero se necesita más que hielo delgado y temperaturas cálidas para destruir el arco de hielo. «Las temperaturas más cálidas en la primavera no necesariamente indican una ruptura temprana», dijo Meier. «El hielo debe ser lo suficientemente débil como para romperse, pero luego los vientos que soplan en la dirección correcta le dan una ‘patada final’ para que el arco colapse».

La «dirección correcta» se refiere a los vientos que soplan paralelos al estrecho, forzando el hielo hacia el sur. Meier señaló que en los últimos meses, un patrón de circulación de baja presión en el Ártico central ha resultado en vientos que soplan perpendicularmente al estrecho de Nares. «Estos no son vientos que tiendan a iniciar la ruptura», dijo.

Meier especuló que este mismo patrón de viento podría ser responsable de agitar el hielo marino y causar condiciones difíciles para el Polarstern, un rompehielos que actualmente se desplaza en el hielo marino del Ártico para la expedición científica MOSAiC . «Entonces, esa circulación a gran escala puede haber contribuido tanto a la formación de surcos como al hielo más grueso a lo largo de la ruta del Polarstern«, dijo Meier, «así como a vientos que son favorables para preservar el arco».

Fuente: NASA Earth Observatory.

Artículo original:Ice Arch Persists Despite Warm Arctic”. Kathryn Hansen May 22, 2020.

Referencias & Recursos

Marcar como favorito enlace permanente.

Comentarios cerrados.