Desaparición de un glaciar, descubriendo un fiordo

El derretimiento del glaciar del fiordo Hardanger es uno de los derretimientos glaciares más rápidos que conocemos. 
Crédito Imagen: modelo 3D del fiordo Hardanger de la animación de Eli Muriaas.

Cuando terminó la última edad de hielo, se derrumbó un gran glaciar que cubría los 1000 metros de profundidad de Hardangerfjord. Estos eventos al final de la edad de hielo en Noruega, se parecen a lo que estamos a punto de presenciar en la Groenlandia actual.

La región de Hardanger en el suroeste de Noruega es famosa por un clima templado, paredes rocosas empinadas y deliciosas manzanas. Hacia el final de la última edad de hielo, las cosas eran diferentes. El clima era gélido, demasiado frío para que los humanos se asentaran, y mucho menos los manzanos. El glaciar Hardangerfjord cubría desde la meseta de Hardangervidda en el este, hacia la isla Halsnøy en el oeste. Estas islas de grava fueron creadas unos siglos antes, por la fuerza demoledora del glaciar. Este paisaje noruego de la edad de hielo nos recuerda las costas de Groenlandia, con impresionantes fiordos que albergan glaciares e icebergs.

Un nuevo estudio revela cómo el calentamiento climático al final de la última edad de hielo provocó el colapso del gran glaciar que cubría Hardanger. Esto ocurrió hace unos 11.000 años. El estudio fue realizado por un equipo de científicos de la Universidad de Bergen, el Centro Bjerknes para la Investigación del Clima. También de la Universidad de Svalbard, la Universidad de Estocolmo y el Centro Bolin para la Investigación del Clima. Los hallazgos ahora se publican en la revista Quaternary Science Reviews.

El destape del fiordo de Hardanger. Cuando terminó la última edad de hielo, se derrumbó un gran glaciar que cubría los 1000 metros de profundidad de Hardangerfjord. Estos eventos al final de la edad de hielo en Noruega, se parecen a lo que estamos a punto de presenciar en la Groenlandia actual. Crédito: Bjerknes Centre for Climate Research.

Entre los retiros de glaciares más rápidos del mundo 

Durante la edad de hielo, una gran capa fría de hielo cubrió las Islas Británicas, Escandinavia y partes de Rusia. Noruega estaba cubierta por kilómetros de hielo, incluido el Hardangerfjord. A medida que el clima se calentó, el glaciar del fiordo comenzó a derretirse y retroceder rápidamente.

«Cuando terminó la edad de hielo, las cosas se pusieron bastante dramáticas. Las temperaturas subieron varios grados en cuestión de décadas. El retroceso del glaciar Hardangerfjord fue increíblemente rápido, en realidad uno de los derretimientos más rápidos de un glaciar que conocemos», dice Henning Åkesson. Él dirigió el estudio.

Henning Åkesson. Crédito foto: Ellen Viste.

Åkesson es investigador postdoctoral en la Universidad de Estocolmo, anteriormente en la Universidad de Bergen y el Centro Bjerknes. El estudio ofrece nuevos conocimientos sobre cómo desapareció el glaciar Hardangerfjord, y es el resultado de una estrecha colaboración entre glaciólogos, geólogos y científicos del clima.

Mediante simulaciones por computadora, los científicos han reconstruido una imagen detallada del rápido derretimiento. El glaciar reaccionó fuertemente al calentamiento climático cuando terminó la última edad de hielo y retrocedió 125 km durante un período de 500 años. Esto es una tasa media de retroceso a largo plazo de 250 metros por año. La retirada fue una combinación de derretimiento en la superficie, el calentamiento de las aguas del fiordo, y el desprendimiento de icebergs.

Esto es similar a lo que se mide en los fiordos de Groenlandia hoy, como resultado del calentamiento global.

El terreno submarino controla la velocidad

«Cuando las temperaturas suben, los glaciares se derriten. Esto es obvio, pero el ritmo de retroceso puede variar mucho. Descubrimos que el paisaje del fondo marino es el factor decisivo», dice Åkesson.

Señala un ejemplo cerca del pueblo de Jondal, junto al fiordo, donde el fiordo tiene casi 900 m de profundidad.

Más hacia la costa, entre los pueblos de Rosendal y Jondal, la retirada fue lenta. A lo largo de esta parte del fiordo, los bajíos del fondo del fiordo se mueven hacia el interior. Lo hacen hasta llegar a un umbral del fiordo a 500 metros de profundidad. Se sabe que estos umbrales ralentizan el retroceso de los glaciares de los fiordos. Un glaciar que se está derritiendo puede quedar colgado durante varias décadas en tales «colinas submarinas» en el suelo del fiordo. Pero el calentamiento climático conocido indica que el glaciar continuaría retrocediendo rápidamente.

«En tales escenarios, podemos engañarnos fácilmente y pensar que la retirada se ha detenido, mientras que en realidad, es solo un pequeño respiro para el glaciar. Por lo tanto, realmente necesitamos saber cómo es el paisaje submarino», señala Åkesson. 

Sobre las colinas submarinas

Cuando un glaciar pierde su agarre en un alféizar, las cosas literalmente van cuesta abajo.

El estudio de Hardangerfjorden es un gran ejemplo de esto. Desde el umbral, el suelo del fiordo desciende «cuesta abajo» durante casi 30 kilómetros, antes de volverse gradualmente menos profundo hacia el pueblo Eidfjord en la cabecera del fiordo.

Los científicos muestran que durante el período más dramático, el glaciar retrocedió 10 metros por día, o varios kilómetros cada año.

«Si estuvieras usando el ferry local a Jondal en ese momento, podrías haber presenciado el derretimiento del glaciar con tus propios ojos», dice Åkesson.  

Pistas del pasado

La simulación del colapso del glaciar Hardangerfjord da pistas sobre el impacto del cambio climático en los glaciares en la actualidad, según Åkesson. Así por ejemplo en Groenlandia.

Un aumento de temperatura similar al del final de la edad de hielo ocurrirá en un futuro cercano debido al calentamiento global. Será así a menos que las emisiones de gases de efecto invernadero provocadas por el hombre se reduzcan drásticamente. Dicho calentamiento climático es fundamental para decidir el destino del hielo en Groenlandia y en los fiordos de todo el continente.

Los científicos llevan mucho tiempo preocupados por la salud de la capa de hielo de Groenlandia. Allí muchos glaciares han comenzado a fluir más rápido y se han retirado muchos kilómetros en los últimos 20 años.

El derretimiento del hielo en Groenlandia tiene grandes consecuencias para el paisaje costero, la vida silvestre y la población local. Al mismo tiempo que se suma a un nivel del mar global que ya está en constante aumento. A largo plazo, toda la capa de hielo de Groenlandia corre peligro. En el peor de los casos, la capa de hielo se derretirá, lo que hará que el nivel del mar global suba siete metros. Aunque esto no se espera en al menos otros 1000 años a partir de ahora.

El paper

Henning Åkesson, Richard Gyllencreutz, Jan Mangerud, John Inge Svendsen, Faezeh M. Nick, Kerim H. Nisancioglu,
Rapid retreat of a Scandinavian marine outlet glacier in response to warming at the last glacial termination, Quaternary Science Reviews,
Volume 250, 2020, 106645, ISSN 0277-3791, https://doi.org/10.1016/j.quascirev.2020.106645

Fuente: Bjerknes Centre for Climate Research.

Artículo original: « Demise of a glacier, uncovering a fjord«. Gudrun Sylte. Nov. 12, 2020.

Material relacionado

La anatomía de la pérdida de hielo glacial

Los científicos de la NASA atraviesan el paisaje helado de la Antártida, remolcando instrumentos científicos y equipo para clima frío con ellos. El equipo tuvo la tarea de recopilar datos terrestres para verificar la precisión de las mediciones realizadas por el satélite IceSat-2. 
Crédito: NASA
.

Cuando un cubo de hielo se expone a una fuente de calor, como agua tibia o aire, se derrite. Por lo tanto, no es de extrañar que un clima más cálido esté provocando el derretimiento de nuestros glaciares y capas de hielo. Sin embargo, predecir cuánto se derretirán los glaciares y las capas de hielo y qué tan rápido no es tan sencillo. Estas dos cantidades son componentes clave del aumento del nivel del mar.

Un clima más cálido está pasando factura a los glaciares de Groenlandia y la Antártida, derritiéndolos desde arriba y debajo de la superficie. Cuanto más se derriten, más aumenta el nivel del mar. El siguiente artículo lo presenta y contiene además una selección de recursos sobre el tema.

Marcar el enlace permanente.

Comentarios cerrados.