Manto de fragmentos de roca y vidrio en La Soufrière

Vista de la parte noroeste de la isla San Vicente, antes y después de dos semanas de poderosas erupciones y cenizas, Marzo 24 – Abril 25, 2021. La explicación se da en el artículo y el crédito de la imagen, al final del mismo.

Después de varias erupciones explosivas en la isla caribeña de San Vicente, la ceniza volcánica plantea innumerables peligros en el aire y en el suelo.

A partir del 9 de Abril de 2021, comenzaron las erupciones explosivas intermitentes del volcán La Soufrière. Han arrojado columnas de ceniza y gas al aire sobre la isla caribeña de San Vicente. Los vientos han llevado algunos penachos de ceniza a grandes distancias. Sin embargo, las nubes de pequeña roca pulverizada y fragmentos de vidrio también han llovido sobre la isla y el Océano Atlántico.

Como consecuencia, han cubierto gran parte de San Vicente. Las imágenes de arriba, muestran la parte noroeste de la isla antes y después de dos semanas de poderosas erupciones y cenizas. Fueron adquiridas por el Operational Land Imager (OLI) en Landsat 8. La cicatriz marrón en la vegetación (imagen de la izquierda) fue causada por el daño de los gases filtrados del volcán antes de que estallara explosivamente.

Daños que plantean la ceniza volcánica y los flujos piroclásticos

La ceniza volcánica es bastante diferente al material suave y esponjoso que puede encontrar en una chimenea. Los bordes afilados y otras propiedades de las partículas volcánicas las hacen especialmente problemáticas. 

Las columnas de ceniza representan una amenaza para los aviones. Esto es porque las partículas pueden dañar los motores a reacción, las hélices y otros sistemas de los aviones de manera que pueden hacer que fallen. 

Aproximadamente diez veces más densa que la nieve, la ceniza también puede acumularse en capas pesadas. Éstas, pueden asfixiar los cultivos, derrumbar techos y contaminar los suministros de agua. Cuando está empapada por la lluvia, puede formar lodos de escombros fangosos llamados lahares que se precipitan por las laderas y hacia los valles. La ceniza volcánica húmeda puede incluso conducir electricidad, lo que significa que puede provocar cortocircuitos y la falla de algunos equipos electrónicos.

Varios flujos piroclásticos de escombros calientes se precipitaron por las laderas de La Soufrière. Éstos, junto a las capas de ceniza que cayeron sobre San Vicente en Abril de 2021, han causado una destrucción generalizada. La mayoría de los residentes y turistas de la isla evacuaron las áreas más afectadas a tiempo. Pero un gran número de edificios fueron arrasados ​​y las granjas y la infraestructura sufrieron daños importantes.

Estudio de la distribución de cenizas en la atmósfera: ICESat-2

Vista de la distribución vertical de cenizas en la atmósfera sobre el Océano Atlántico, el 12 de Abril de 2021. Esto es a unos 300 kilómetros a favor del viento de La Soufriére. Ver explicación a continuación.
Crédito: ICESat-2 de la NASA del Centro Nacional de Nieve y Hielo, cortesía de Stephen Palm / NASA GSFC.

La visualización de datos anterior ofrece una vista de la distribución vertical de cenizas en la atmósfera sobre el Océano Atlántico. Esto es a unos 300 kilómetros (200 millas) a favor del viento de La Soufriére. Los datos fueron recopilados el 12 de Abril de 2021 por el Sistema de Altímetro Láser Topográfico Avanzado (ATLAS) en el ICESat-2 de la NASA . Tenga en cuenta que gran parte de la ceniza permaneció en alturas que oscilan entre los 4 y los 10 kilómetros.

El instrumento fue diseñado para medir cambios, en la escala de centímetros, en las superficies de hielo y tierra. De hecho, los vulcanólogos de la Universidad de Buffalo están utilizando datos de ICESat-2 para identificar pequeñas protuberancias en los domos volcánicos. Estas últimas, pueden preceder a las erupciones explosivas. Esperan que tales observaciones puedan algún día ayudar a las advertencias sobre erupciones inminentes.

ATLAS puede realizar observaciones de la atmósfera hasta una altura de 14 kilómetros (9 millas). Aunque la misión ICESat-2 se centra en las mediciones de superficies heladas, recopila datos relevantes para las características atmosféricas. Como por ejemplo, el humo de incendios forestales, el polvo, las nubes, la nieve que sopla y la altura de la capa límite planetaria. Los datos en tiempo real que muestran la altura de las columnas volcánicas a menudo son escasos. Entonces datos como este pueden servir como una herramienta importante para los científicos atmosféricos que desarrollan modelos de dispersión de cenizas.

Utilidad para las advertencias de seguridad de la aviación y calidad del aire.

Algunos otros sensores satelitales también pueden medir la altura de la pluma. Tener varios sensores que rastrean una erupción aumenta las posibilidades de que uno haga una medición en tiempo casi real. Esto es útil para las advertencias de seguridad de la aviación y calidad del aire. “Una de las cosas más importantes de este tipo de datos es que muestra la distribución vertical de la pluma”, dijo Stephen Palm. Él es un Meteorólogo Investigador del Goddard Space Flight Center de la NASA. «Eso es clave para hacer llegar las advertencias a los pilotos de aviones».

“No creo que la comunidad de vulcanología esté al tanto de los datos atmosféricos de ICESat-2”, dijo Simon Carn, vulcanólogo de Michigan Tech. «Sin embargo, ciertamente proporciona observaciones atmosféricas útiles, especialmente cuando la ceniza es densa y es de noche».

Una nueva herramienta de búsqueda de respuesta rápida para los datos atmosféricos de ICESat está disponible aquí .

Imágenes del Observatorio de la Tierra de la NASA de Joshua Stevens , utilizando datos de Landsat del Servicio Geológico de EE. UU. , Y datos de ICESat-2 del Centro Nacional de Nieve y Hielo, cortesía de Stephen Palm / NASA GSFC. Adam Voiland .

Fuente: NASA Earth Observatory.

Artículo original: «Rock and Glass Shards Blanket La Soufriére«. Adam Voiland. Image of the Day for April 29, 2021.

Referencias & Recursos

Material relacionado

La página del Grupo de trabajo en el Impacto de la Caída de Cenizas Volcánicas, del USGS, contiene toda la información al respecto.

Un artículo de BBC Mundo

Nuevo método de predicción de erupciones volcánicas

Foto de la erupción del Monte Redoubt en Alaska en 2009.
Crédito: Game McGimseyUSGS.

Hay señales reveladoras de que es probable que un volcán entre en erupción en un futuro cercano. Por ejemplo un aumento en la actividad sísmica, cambios en las emisiones de gas y una deformación repentina del suelo. Sin embargo predecir con precisión tales erupciones es muy difícil.

Esto se debe, en parte, a que no hay dos volcanes que se comporten exactamente de la misma manera. Además, a que pocos de los 1.500 volcanes activos del mundo cuentan con sistemas de monitoreo. En las mejores circunstancias, los científicos pueden pronosticar con precisión la erupción de un volcán monitoreado varios días antes de que suceda. Pero, ¿y si lo supiéramos con meses o incluso años de antelación?

Utilizando datos satelitales, los científicos del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA y la Universidad de Alaska en Fairbanks han desarrollado un nuevo método. Este nos acerca a esa realidad.  La investigación se publicó recientemente en Nature Geoscience.

Curiosidades

Las erupciones de Islandia revelan la caliente historia de Marte

La nueva fisura en el valle deshabitado de Geldingadalur, formó un cono empinado el 23 de Marzo, con un cono más pequeño en su flanco.
Crédito: Christopher Hamilton.

Después de 15 meses de terremotos cada vez más intensos y perturbadores en la península de Reykjanes en Islandia, la región finalmente liberó algo de presión. El 19 de Marzo, la lava rugió del suelo en el valle deshabitado de Geldingadalur. Esto marcó la primera vez en 800 años que esta franja de tierra del suroeste ha sido sacudida por una erupción.

Un análogo de Marte

Los vulcanólogos están encantados, pero este espectáculo no es solo una oportunidad para explorar el ardiente inframundo de Islandia. También es una ventana a otro mundo por completo. «La erupción es, en mi opinión, un fantástico análogo de Marte», dijo Christopher Hamilton , Científico Planetario de la Universidad de Arizona.

El siguiente artículo lo presenta:

Marcar el enlace permanente.

Comentarios cerrados.